El diseño inédito que nos desvela cómo pudo ser, y no fue, el deportivo de culto de BMW

el-diseno-inedito-que-nos-desvela-como-pudo-ser,-y-no-fue,-el-deportivo-de-culto-de-bmw

El diseño inédito que nos desvela cómo pudo ser, y no fue, el deportivo de culto de BMW

Bmw Z3 Design Study thumbnail

Deportivo de culto. Fiel representante de la esencia más deportiva de BMW. Y heredero de una estirpe de roadsters iniciada por uno de los deportivos más bellos – a mi juicio – de todos los tiempos.

El BMW Z3 muy pronto cumplirá 30 años. Y en un momento en el que futuro del automóvil parece pasar inexorablemente por eléctrico, resulta inevitable caer en los clichés, en que cualquier tiempo pasado fue mejor y en cuánto echaremos de menos – y ya lo estamos haciendo – a esos deportivos que marcaron una época y que muchos, entre los que me incluyo, seguimos considerando como la verdadera referencia que marca cómo ha de ser un coche pasional.

Nos retrotraemos tres décadas atrás y recordamos, por un momento, cómo fue el BMW Z3. Pero, sobre todo, cómo pudo haber sido.

El responsable de diseño de BMW ha revelado unas imágenes y bocetos que nos presentan los diseños preliminares con los que se fue concibiendo lo que finalmente sería el BMW Z3

Así pudo ser, y no fue, el BMW Z3

Domagoj Dukec, el responsable máximo de diseño de BMW, nos mostraba estos días unas imágenes, a priori inéditas, que nos dan muchas razones para seguir su cuenta de Instagram y también para deleitarnos con este ejercicio ucrónico, en el que se nos desvela un diseño a escala real, desconocemos si un prototipo, o una escultura de arcilla, y algunos bocetos de los diseños previos que se llevaron a cabo en el proceso de desarrollo del BMW Z3.

Estos diseños habrían sido el punto de partida sobre el que, a comienzos de los noventa, el diseñador Joji Nagashima comenzaría a trabajar para definir la silueta del BMW Z3, que estaría lista a mediados de 1992, para comenzar a producirse tras el verano de 1995. De estos diseños destacan unos bocetos que nos revelan una idea de roadster mucho más superdeportiva, e incluso cierta inspiración en la Serie 8 de los ochenta.

Pero el prototipo a escala real que ilustra esta entrada es, sin duda, el diseño más evocador. Un ejercicio de diseño que nos revela que, pese a las grandes diferencias que guarda con el BMW Z3 definitivo, los alemanes ya tenían meridianamente clara la idea de roadster que perseguían, con abundancia de líneas curvas, con un capó alargado y extendido hacia la parrilla, con unas sugerentes branquias en las aletas.

BMW comenzó a desarrollar el Z3 a principios de los años noventa, un roadster cuyo diseño exterior correría a cargo de Joji Nagashima

Bmw Z3 Design Study 3

Como apuntan nuestros colegas de Carscoops, también resulta inevitable imaginar algunos de los detalles que finalmente no llegarían a producción en el Z3, como un diseño caprichoso y aerodinámico en la zaga y un parabrisas completamente curvado que, difícilmente, podría encajar en un sistema de capota de lona de producción, y en el cual iba anclado el retrovisor.

Imágenes del BMW Z3:

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *