El logo de Abarth: historia, entomología y astrología

el-logo-de-abarth:-historia,-entomologia-y-astrologia

El logo de Abarth: historia, entomología y astrología

Antes de hablar del logo de Abarth conviene conocer a la mente pensante que hay tras los vehículos y como un accidente propició la aparición de una de las marcas más deportivas y personales que conocemos. Esta es la historia del logo de Abarth, una concatenación de accidentes, entomología y algo de astrología. 

El padre: Karl Abarth

Poco de italiano tenía el Karl Abarth que nació en 1908 en Viena, por aquel entonces capital junto Budapest del Imperio austrohúngaro. Piloto de carreras, ganador de cinco campeonatos de Europa, el apasionado Karl siempre quiso estar ligado a las carreras y a la velocidad a pesar de que, en la década de los 30, sufriese un accidente que le apartó de la competición. Tal era su pasión que aún pudiendo pilotar una moto construyó un sidecar con el que ganó al mítico Orient Express en una carrera de 1.300 Km sobre las amables (no) pistas sin asfaltar de la época. 

El bueno de Karl era austriaco, pero de ascendencia italiana. Karl y su familia se mudaron a Merano y este se nacionalizó cambiando su nombre por el de Carlo. Ahora sonaba todo mejor y su presencia en el país italiano le permitió rodearse de grandes figuras de la competición como Tazio Nuvolari o la familia Porsche. Estas relaciones propiciaron que Carlo fundase la Compagnia Internazionale Sportiva Italia (CIS) que dio lugar a la definitiva Cistalia, escudería que no triunfó en exceso pero que contó con grandísimos ingenieros de Porsche y con el mismo Tazio como piloto líder. 

El origen de Abarth

Como hemos dicho antes, aquí tenemos entomología (una ciencia de verdad) y astrología (pues eso). Pregunta que te hago: ¿conoces los ascendentes de escorpio? Cuando tu amigo, al que le ha dado por la astrología te dice que tienes ascendentes de Escorpio quiere decir ciertas pautas son las que guían tu conducta, tu destino y posiblemente lo que vayas a cenar hoy.

En el caso de Carlo, su signo era escorpio. Después de esta turra astrológica, centremos el tiro en la entomología y el porqué de un escorpión. Carlo tenía especial fijación por la singularidad de los escorpiones, unos insectos cuanto menos bellos pero vengativos. Suma de ambas (entomología y astrología) se impuso el escorpión como animal majestuoso que presidiría durante décadas el logo de la marca como petición personal de Carlo. 

La primera versión. 1949 – 1954

La primera versión tenía un diseño muy naturalista. Presencialmente se aprovechó toda la fisiología del escorpión subtitulada por la leyenda «Abarth & Cº – Torino». Los detalles de este logo tenían una razón de ser: intimidar. Intimidar a rivales en la pista y ser el fiel reflejo de las intenciones del equipo. El propio Carlo diseñó este logo que contaba con los mandatories regulatorios de las competiciones: paleta de colores en negro y varios tonos de gris. El rojo del texto aparece como cortesía de Carlo para señalar la razón social y la ubicación de la empresa. 

1954 – 1961

Llega el escudo. Bicolor en amarillo y rojo para enfatizar el espíritu deportivo de la marca. El escorpión, siempre presente, ocupaba todo el galón rizado. La razón social de la empresa se situó en la parte superior coronando el diseño. Para rematar el blasón, se optó por contorno de líneas azules y amarillas. Este sería el diseño «base» que conocemos hoy en día y que poco a poco se ha ido modernizando. 

1961 – 1969

Segundo gran cambio. El escorpión empezó a ser algo más abstracto y no tan naturalista. En esta fase de diseño todos los detalles del escorpión se abandonaron y se optó por el azul como color principal. Este logo dio paso a un diseño más esquemático donde las letras del texto cambian a amarillo para destacar sobre el azul. El logo cierra su perímetro por un borde azul oscuro y se añaden reflejos blancos  en el escorpión que, por otro lado, prescinde de segmentos en la cola, las tenazas se exageran algo más y las patas se adelgazan.

1969 – 2007

La época de las absorciones y el letargo también tuvo su logo. El azul se sustituye por los tonos negros y morados. Las letras se amplían y dejan leer en un blanco nuclear el nombre de la marca sin añadidos. El escorpión que sigue presente (y nunca se irá) es ahora lo más parecido a un isotipo (como el de «Nike»), totalmente diseñado para demostrar la fuerza de la marca, fijaos en las tenazas. Este es el logo más cubista que veremos en Abarth y añadiremos una mención especial a que por primera vez se utilizan tonos pastel.

Bonus track: 1971

En 1971 existió una versión más atrevida del logo donde la marca decidió recuperar el escorpión azul y agregar los colores de la bandera italiana como fondo del nombre. El experimento de 1971 incluyó una figura de escorpión púrpura sobre un fondo amarillo y naranja.

2007 – Presente

Un toque de patriotismo italiano como reminiscencia de 1971, Abarth con una nueva tipografía desigual está subrayado por una fina bandera italiana que da paso al escorpión. En este caso el arácnido parece cortado en dos mitades por la línea divisoria del galón que separa el amarillo y el rojo. El ribete del logo se dibuja por debajo del logo con un acabado en metal y con sombras. 

Fuente: Abarth. 

 

La entrada El logo de Abarth: historia, entomología y astrología aparece primero en Todas las noticias de coches en un solo portal: Pruebas, fotos, vídeos, informes….

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *