El mes pasado se vendieron más de 100.000 coches en España, pero ¿significa esto la recuperación del sector?

el-mes-pasado-se-vendieron-mas-de-100.000-coches-en-espana,-pero-¿significa-esto-la-recuperacion-del-sector?

El mes pasado se vendieron más de 100.000 coches en España, pero ¿significa esto la recuperación del sector?

Mini Countryman Tienda 11 thumbnail

La respuesta es: según se mire. En junio de 2023, y por primera vez en dos años, se han superado las 100.000 matriculaciones de turismos y todoterrenos en nuestro país. Esto significa que, durante el primer semestre del presente ejercicio, el mercado nacional ya ha acumulado más de 500.000 de unidades vendidas. Sin embargo, la estacionalidad de la temporada estival tiene mucho que decir aquí y las previsiones de cara a lo que resta hasta 2024 no son alentadoras.

Aunque los números generales hablan de un incremento de las operaciones y de un aumento de los automóviles nuevos que se ponen en circulación respecto al mismo periodo de 2022 (+13% interanual), un registro de 101.085 matriculaciones no debe ser motivo de celebración. Y es que, pese a la normalización en la producción de vehículos, una suma total de 505.421 coches al término de la primera mitad de 2023 es una cifra sensiblemente inferior a los registros que se obtuvieron en el ecuador de 2019 (-27% interanual), año previo a la pandemia.

Con todo, es una muy buena noticia que la fabricación se haya recuperado con base en la regularización de la oferta de ciertos componentes esenciales, si bien esto no se ha traducido en una rebaja de los precios por parte de las marcas que, en última instancia, facilite la renovación del parque móvil español por uno más ecológico y permita la obtención de mejores datos de venta. En cualquier caso, que el coste de adquisición medio de un turismo se haya acrecentado muy por encima del IPC y que, aun así, se haya engrosado el volumen de mercado en un 24% con relación a los seis meses iniciales de 2022, no es algo desdeñable.

Concesionario Comprar Coche Mg 2

La magia de los RAC y la angustia de unas previsiones lamentables para la industria

Una vez se analizan con detenimiento y detalladamente los números proporcionados por ANFAC, la patronal de fabricantes, es posible darse cuenta de lo lejos que están de poderse considerar plausibles. Por un lado, las emisiones medias de CO2 descienden a un ritmo exasperante e indeseable si se tienen en consideración los objetivos (cuanto menos impuestos) a los que aspira el sector: entre 2022 y 2023 sólo hemos sido capaces de reducir en un 2,1% este “mix”.

Pero lo peor viene cuando se estudia la progresión de la industria automovilística por canales. El de empresas alquiladoras, debido a su preparación y aprovisionamiento durante el periodo previo al verano, ha crecido en un 49%. No obstante, el grande de particulares, que es el verdadero indicador del funcionamiento del turismo en nuestra región, apenas supera el 8% de incremento. De hecho, sólo 38.576 unidades del total de junio representan a este tipo de cliente. Es decir, el “verdadero” mercado sigue un 31% por debajo de lo registrado en 2019.

Además, desde ANFAC indican que, a pesar de no haber sido un mal mes en términos relativos, junio puede ser una excepción a la tónica habitual de 2023. La campaña turística apunta a niveles récord, lo que ha impulsado las ventas y ello es positivo. Estas se han podido realizar gracias a una estabilización en la cadena de suministro de piezas y semiconductores. Aun así, las previsiones hablan de un cierre por debajo del millón de matriculaciones al final de 2023, claramente afectadas por unos tipos de interés que se sitúan por encima del 4% y que influyen en la decisión de compra de unos clientes empobrecidos.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *