En un futuro de coches eléctricos, «la guerra será la de los materiales críticos», admite Renault. China ya la ha ganado

en-un-futuro-de-coches-electricos,-«la-guerra-sera-la-de-los-materiales-criticos»,-admite-renault.-china-ya-la-ha-ganado

En un futuro de coches eléctricos, «la guerra será la de los materiales críticos», admite Renault. China ya la ha ganado


En un futuro de coches eléctricos, «la guerra será la de los materiales críticos», admite Renault. China ya la ha ganado
La industria automotriz europea tiene en China a un durísimo competidor.DALL-E

La guerra de los materiales críticos en la industria del coche eléctrico plantea desafíos significativos para Europa en su camino hacia la transición hacia la movilidad sostenible. Así lo ha afirmado Jean-Dominique Cenard, presidente de Renault.

Con la prohibición de la venta de automóviles de gasolina y diésel a partir de 2035, la competencia china en el mercado de vehículos eléctricos se ha convertido en una preocupación para la Unión Europea (UE).

Así lo advierte Jean-Dominique Senard, presidente de Renault, que ha alertado sobre las vulnerabilidades de la UE en el mercado totalmente eléctrico y destaca las prácticas de subsidio y control de materias primas por parte de China.

«Se benefician de derechos de aduana dos veces y media más bajos que los que nos impone China»

«Durante los últimos 25 años, China ha estado poniendo sus manos en las minas del mundo y en el procesamiento de materias primas críticas necesarias para fabricar vehículos eléctricos», ha afirmado el dirigente francés en los Rencontres économiques d’Aix-en-Provence.

Como resultado, China se ha convertido en el principal productor mundial de baterías y tiene una posición dominante en el refinado de materiales clave como el litio, el cobalto y el grafito. Estos recursos son fundamentales para la producción de baterías de alto rendimiento utilizadas en vehículos eléctricos.

Europa depende de terceros

La dependencia de terceros países para el suministro de materias primas críticas plantea riesgos significativos para la Unión Europea.

A pesar de los esfuerzos para fortalecer el suministro interno y establecer asociaciones estratégicas con países vecinos ricos en recursos, se espera que la UE continúe dependiendo de proveedores extranjeros durante muchos años.

Esto plantea un desafío estratégico importante para la UE, ya que busca garantizar una transición verde justa y efectiva hacia la movilidad eléctrica. «No tenemos casi nada en Europa», explica Senard. «Si bien estamos comenzando a reconstruir un sector minero europeo, esto llevará al menos 10 años».


El dominio de las baterías chinas no tiene fin: este dato confirma que será líder mundial durante décadas


El dominio de las baterías chinas no tiene fin: este dato confirma que será líder mundial durante décadas
Leer noticia


Además de la dependencia de materias primas, Senard destaca las desigualdades en las políticas arancelarias entre la UE y China.

Los vehículos eléctricos chinos disfrutan de derechos de aduana mucho más bajos cuando se exportan a la UE que los que se imponen a los vehículos europeos que se exportan a China. Esta falta de reciprocidad en el comercio genera una competencia desigual y pone en desventaja a los fabricantes europeos.

«La reciprocidad no existe, y eso hay que corregirlo urgentemente», argumenta Cenard. El presidente de Renault asegura que los vehículos eléctricos chinos «se benefician de derechos de aduana dos veces y media más bajos que los que nos impone China cuando queremos exportar un vehículo allí».

La Unión Europea reacciona

La Comisión Europea ha reconocido la importancia de abordar la dependencia de materias primas críticas y ha presentado la Ley de Materias Primas Críticas (CRMA) para establecer objetivos claros en la producción, refinado y reciclaje de estos recursos.

Sin embargo, la construcción de una industria minera europea llevará tiempo y requerirá inversiones significativas.

La reciente decisión de China de imponer controles a la exportación de galio y germanio, dos materias primas críticas necesarias para la fabricación de semiconductores y componentes electrónicos, resalta aún más la importancia de abordar la guerra de los materiales críticos.

futuro-coches-electricos-guerra-materialChina domina el refinado de materias primas críticas y eso le otorga el control del mercado de vehículos eléctricos. Foto: Freepik

Si estos controles se aplicaran a los materiales necesarios para la producción de vehículos eléctricos, la industria europea se enfrentaría a graves interrupciones en las cadenas de suministro.

«El acceso a las materias primas necesarias para una transición verde justa y efectiva será el desafío estratégico más importante de los próximos años. La guerra del futuro será la guerra por los materiales críticos», reitera Jean-Dominique Senard.

A pesar de los desafíos, Europa está comprometida con la producción masiva de vehículos eléctricos. Con el objetivo de producir 13,24 millones de vehículos eléctricos para 2030, la UE busca convertirse en el principal productor mundial.

Sin embargo, para lograrlo, será necesario abordar las vulnerabilidades en el suministro de materias primas y establecer una competencia justa en el comercio internacional.

Qué son los materiales críticos

Los materiales críticos, también conocidos como materias primas críticas, son aquellos recursos naturales que son esenciales para la fabricación de productos de alta tecnología y que presentan un alto riesgo de escasez o interrupción en su suministro.

Estos materiales desempeñan un papel crucial en diversos sectores industriales, como la electrónica, la energía renovable, la automoción, la aeroespacial y las tecnologías de la información y comunicación.

La criticidad de estos materiales se basa en varios factores, que incluyen su importancia estratégica, la concentración geográfica de sus yacimientos, su disponibilidad limitada, la falta de sustitutos viables, los riesgos geopolíticos y ambientales asociados con su extracción y procesamiento, y la creciente demanda debido a la evolución tecnológica y la transición hacia una economía baja en carbono.

futuro-coches-electricos-guerra-materialLos materiales críticos son llamados así por su importancia estrategia, combinada con una potencial escasez de suministro. Imagen: Freepik

Algunos ejemplos de materiales críticos son:

  • Metales de tierras raras: incluyen elementos como el cerio, el neodimio, el disprosio y el europio, que son esenciales para la fabricación de imanes permanentes, catalizadores, pantallas LCD, baterías de vehículos eléctricos y turbinas eólicas.
  • Litio: es un componente clave de las baterías de iones de litio utilizadas en vehículos eléctricos y dispositivos electrónicos portátiles.
  • Cobalto: se utiliza en las baterías de iones de litio y en la producción de aleaciones metálicas de alta resistencia utilizadas en la industria aeroespacial.
  • Grafito: es un material esencial en los electrodos de las baterías de iones de litio y en las aplicaciones de alta temperatura, como los revestimientos refractarios.
  • Paladio: es un metal utilizado en la industria automotriz para convertidores catalíticos, así como en la electrónica y la joyería.

Estos son sólo algunos ejemplos, pero existen otros materiales críticos, como el cobre, el níquel, el silicio, el aluminio, el germanio y el galio, que desempeñan un papel importante en la fabricación de productos de alta tecnología.

La disponibilidad segura y sostenible de estos materiales es crucial para garantizar el desarrollo y la innovación tecnológica en diferentes sectores.

Por lo tanto, la gestión eficiente de los materiales críticos, incluido el reciclaje, la diversificación de fuentes de suministro y la reducción de la dependencia de países específicos, se ha convertido en una prioridad para muchos gobiernos y empresas a nivel mundial.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *