¿Es el cono el mayor enemigo del coche autónomo?

¿es-el-cono-el-mayor-enemigo-del-coche-autonomo?

¿Es el cono el mayor enemigo del coche autónomo?

Ya lo cantaban los Beastie Boys en su momento: escuchad todos, esto es un sabotaje. Y en las oficinas de los robotaxis de Waymo o Cruise parece que este tema del 94 es lo que más suena porque un grupo de ciudadanos enfadados de San Francisco se han levantado «en conos» contra los coches autónomos de estas compañías. Se viene jarana.

San Francisco es la ciudad del Golden Gate, de la mítica escena de persecución de «La Roca» de la famosa Calle Lombard y ahora, 2023, de los coches autónomos y robotaxis. Por poneros en contexto, la ciudad californiana es el circuito de pruebas de varias start-ups tecnológicas de Palo Alto que han decidido llevar una legión de coches autónomos para «ver que tal» circulan.

Esto por un lado, por otro lado tenemos a la buena gente de «Safe Street Rebel» un grupo de ciudadanos locales que sufren las consecuencias de este testeo tecnológico en sus propias carnes y que como hemos dicho, utilizan conos para sabotear las rutas de los robotaxis y coches sin conductor de turno.

Cabe mencionar que antes de pasar a estos métodos más creativos, el citado grupo ha tratado de hablar con estas compañías para limitar la operativa en ciertas zonas y horas; ante el caso omiso, el grupo «SSR» ha pasado a la acción desactivando los vehículos utilizando conos de tráfico gigantes. De los americanos, de los buenos, que ya sabéis que en USA todo es grande porque no hay gusa.

Un vecino de San Francisco decía en un tweet lo siguiente: «Todo lo que necesitas es un cono y un coche autónomo. Colocamos el cono en el capó y ¡acabas de crear un unicornio para calmar el tráfico».

El servicio de taxi autónomo lleva bajo el microscopio un tiempo en San Francisco, tanto la «SSR» como varios vecinos llevan reportando incongruencia bastante tiempo, por ejemplo: un grupo de Chevrolet Bolt autónomos se atascaron ellos solitos y bloquearon una de las arterias principales de la ciudad durante horas. Otros vehículos chocaron contra varios autobuses y otros tantos les da por tirar líneas de alumbrado provocando incendios. Ya sea Cruise o Waymo, estos vehículos son capaces de sembrar el caos e incluso de convertirse en criminales a la fuga ya que tampoco respetan los avisos de alto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de San Francisco.

A pesar del rechazo y la mala prensa que están cosechando estas compañías, tanto Waymo como Cruise planean expandirse más allá de los límites actuales y aventurarse en el servicio 24/7. En materia legal y que nos sirva también como contexto administrativo, La Comisión de Servicios Públicos de California (administración regulatoria) planea votar este julio permitir que los coches autónomos puedan ampliar estas operaciones. Este hito administrativo ha causado que los miembros de Safe Street Rebels se tomen la justicia por su mano creando conciencia en redes sociales y haciendo gala de los coches inhabilitados con conos en el capó.

El grupo de rebeldes argumenta que los robotaxis no solo son malos para el tráfico de San Francisco sino que no son sostenibles desde un punto de vista ambiental. Mencionan en concreto las emisiones asociadas con la fabricación de batería de los Chevy Bolt así como las emisiones de partículas de desgaste de los neumáticos de cada vehículo. Veremos cómo evoluciona la situación tras la votación y cómo afectará a todos los implicados: empresas, administración, a la alianza rebelde o a los ciudadanos que lo ven bien. Como véis, muchos implicados en el tema.

Progreso o no, parece que la situación tiene simpatizantes y detractores a partes iguales. Ya seas un ciudadano cabreado antiprogreso o un ciudadano pro-progreso siempre queremos conocer tu opinión sobre este melón: Robotaxi: ¿sí o no? Te leemos.

La entrada ¿Es el cono el mayor enemigo del coche autónomo? aparece primero en Todas las noticias de coches en un solo portal: Pruebas, fotos, vídeos, informes….

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *