Euro 7, China, coches eléctricos… Los retos automovilísticos para España en la Presidencia del Consejo de la UE

euro-7,-china,-coches-electricos…-los-retos-automovilisticos-para-espana-en-la-presidencia-del-consejo-de-la-ue

Euro 7, China, coches eléctricos… Los retos automovilísticos para España en la Presidencia del Consejo de la UE


Euro 7, China, coches eléctricos… Los retos automovilísticos para España en la Presidencia del Consejo de la UE
ACEA tiene una serie de peticiones para la nueva Presidencia española en el Consejo de la UE

España asume la Presidencia del Consejo de la UE en este segundo semestre del 2023, con unas elecciones generales a la vuelta de la esquina y una gran cantidad de retos que afrontar en la industria automotriz.

Desde el 1 de julio, España asume la Presidencia del Consejo de la Unión Europa. Se trata de la quinta vez que esto sucede (la última fue en 2010) y se prolongará hasta el próximo 31 de diciembre.

Esta presidencia rotatoria coincide no solo con las elecciones generales en España el próximo 23 de julio, sino que se trata de la última presidencia «a pleno rendimiento» en las instituciones de la UE, ya que en junio de 2024 tendremos las elecciones al Parlamento Europeo.

Esto quiere decir que el turno de España al frente del Consejo de la UE es más importante –y crítico– de lo que parece. Desde la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) sabe de la importancia para el sector automovilístico, en un contexto de incertidumbre y en el que se deberán «cerrar grandes expedientes legislativos antes de que finalice el mandato de la Comisión».

ACEA pide «sentido común» y una presidencia orientada a «la competitividad para liberar el potencial de inversión verde de Europa», ante los temores de los fabricantes de automóviles a que los obstáculos regulatorios puedan impedir el avance hacia la descarbonización del sector.

ACEA es clara con España: hay que «establecer las condiciones adecuadas para que los fabricantes puedan cumplir con el transporte de cero emisiones para 2050».

euro-7-china-coches-electricos-retos-autEspaña asume esta presidencia rotatoria en un momento crítico, con las elecciones del 23-J de por medio.

«Repensar seriamente» la normativa Euro 7

ACEA es una de las voces más contrastadas del sector a nivel europeo, agrupando a los 14 principales fabricantes. Desde la asociación advierten a la nueva presidencia española de los efectos «contraproducentes» para el medio ambiente que pueden tener las «normas excesivas sobre las emisiones del tubo de escape», todo ello respecto a la inminente normativa Euro 7.

Con el 2035 marcado ya en el calendario para la eliminación de los coches de combustión del mercado, desde ACEA plantea al Consejo de la UE «hasta qué punto Euro 7 puede hacer una diferencia considerable en la reducción de emisiones».

Por un lado, las normativas más estrictas obligarían a los fabricantes a dirigir buena parte de sus esfuerzos y recursos para cumplirlas, cuando estos ya están cambiando «masivamente» su enfoque de inversión hacia los vehículos cero emisiones.

Según ACEA, la actual normativa Euro 6 y el apoyo de la electrificación podrían ayudar a reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en un 80 por ciento hasta el 2035. Por su parte, la Euro 7 apenas ayudaría reducir la cifra solo entre un 2 y un 4 por ciento. ¿Vale la pena esa compensación? Se preguntan desde ACEA.

«La industria del automóvil es el mayor inversor en I+D de Europa y representa casi un tercio de todo el gasto en I+D», advierte ACEA en sus peticiones a la nueva presidencia española en Europa.

euro-7-china-coches-electricos-retos-autDesde ACEA piden a España asegurar asuntos tan importantes como la cadena de suministro de baterías en Europa

Otros problemas y retos para la nueva presidencia española

Desde ACEA tampoco se olvidan del transporte de vehículos pesados por carretera, para lo cual solicita a la Comisión Europea «calibrar las normas propuestas para las emisiones de escape a un nivel que no distorsione las enormes inversiones futuras».

Además, de cara a apoyar la cada vez mayor producción de camiones y autobuses cero emisiones, solicita una apuesta decidida por reforzar la infraestructura de recarga: «existe una ausencia casi total de infraestructura para este tipo de vehículos específicos en literalmente todos los estados miembros».

España tendrá también el «marrón» de ver cómo a finales de este año expiran los acuerdos de aranceles con el Reino Unido. Y todo ello en un contexto en el que el mercado asiático prevalece en la fabricación y suministro de baterías y de los llamados materiales críticos para su producción.

«La falta de ampliación del comercio libre de aranceles dejaría cada vez más de lado a los fabricantes de la UE en su mayor mercado de exportación». La ya existente «inversión masiva» para «apuntalar» una cadena de suministro de baterías europea no es todavía suficiente para derrocar el poderío asiático en este sentido.

No solo eso, sino que las «presiones competitivas en Estados Unidos (sobre todo tras la última ley IRA), China y otros representan también un riesgo existencial para la industria automotriz europea». ACEA insta a la presidencia español a «enviar una fuerte señal a estos actores de que la UE está decidida a defender sus industrias y mantener las inversiones verdes en Europa».

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *