La FIA busca frenar las prisas por renovar el Acuerdo de la Concordia: «La casa no está en llamas»

la-fia-busca-frenar-las-prisas-por-renovar-el-acuerdo-de-la-concordia:-«la-casa-no-esta-en-llamas»

La FIA busca frenar las prisas por renovar el Acuerdo de la Concordia: «La casa no está en llamas»


La FIA busca frenar las prisas por renovar el Acuerdo de la Concordia: «La casa no está en llamas»
Ben Sulayem tiene claro que la FIA no puede perder poder en el nuevo contratoFIA

El presidente de la Federación Internacional de Automovilismo reivindicó el papel de la FIA en la categoría y aseguró que todas las partes implicadas han de buscar el mejor acuerdo. A su vez, criticó a los jefes de equipo por ‘no llamarle’ en su polémica de principios de año.

La nueva Fórmula 1, a partir de la temporada 2026, vendrá con un nuevo Acuerdo de la Concordia bajo el brazo, al menos en primera instancia. Este aspecto, fruto de constantes discusiones entre los equipos, los dueños comerciales de la Fórmula 1 (Liberty Media) y la Federación Internacional de Automovilismo, propietaria del certamen, ha de acordarse antes del inicio de la temporada 2025 para dotar a los equipos de la estabilidad necesaria a corto/medio plazo mientras preparan sus diseños.

El actual acuerdo, que entró en vigencia en 2021, ofrecía a los equipos un nuevo estatus como ‘franquicias’ de hecho dentro del deporte, y una protección económica ante la llegada futura de nuevos equipos. Sin embargo, muchos de esos equipos consideran que los términos han quedado obsoletos ante el enorme crecimiento económico de la categoría, superada ya la pandemia y con el influjo de cientos de millones en patrocinios, nuevas carreras, asistencias récord y grandes audiencias televisivas.

«Sin la FIA, la Fórmula 1 acabaría como la lucha libre, sin regulador»

Es por ello que en los últimos meses se ha presionado, tanto en público como en privado, para adelantar las negociaciones del próximo Acuerdo de la Concordia y diseñar un nuevo pacto que reemplace al actual antes de que termine su vigencia. El objetivo: obtener más beneficios por los acuerdos televisivos, así como establecer una barrera de entrada mucho mayor para potenciales nuevos como Andretti Cadillac o Hitech que esté acorde a la valoración actual de los 10 equipos actuales, en su amplia mayoría cerca o por encima de 1.000 millones de dólares.

Sin embargo, Mohammed ben Sulayem no cree que sea necesario apresurar el proceso existente y correr el riesgo de sacrificar un acuerdo más sólido para todos. En una entrevista a Associated Press, el presidente de la FIA defendió la posición y necesidad de su organismo dentro del ecosistema de la Fórmula 1: «Es algo que tenemos que abordar, pero tiene que servir a todas las partes. Tenemos a los accionistas, los socios comerciales, la FIA, Liberty Media y los 10 equipos, y tenemos para todo ello unos 18 meses, así que la casa no está en llamas. Tenemos que hablar entre nosotros y conseguir lo mejor para todos».

Ante la posibilidad de que Liberty Media y los equipos busquen debilitar el rol de la FIA en el nuevo acuerdo, Ben Sulayem avisa de las potenciales consecuencias: «Cuando vas a Estados Unidos, por ejemplo, puedes hablar con las grandes marcas automovísticas porque es un campeonato FIA. Si no lo es, acabaría como la WWE (lucha libre), sin regulador y sin organismo gobernante. Y necesitas un organismo gobernante. ¿Creen de verdad que todas esas multinacionales van a gastar su dinero en algo en lo que no confían?».

«Tenemos tiempo, no vamos a apresurarlo porque tenemos 18 meses. Queremos un mejor acuerdo en términos generales para la FIA, para Liberty y para los equipos. Estamos en el camino correcto, pero es una maratón. (…) Si se quiere una FIA fuerte, tenemos que trabajar juntos y empoderarla, porque FIA es el regulador, son los propietarios del campeonato, sus jueces», continuó Ben Sulayem, en referencia a la evidente ‘guerra fría’ de poder entre su organismo y Liberty Media.


General Motors quiere estar en la Fórmula 1 y tiene a la FIA de su parte. Pronto sabrá si es suficiente


General Motors quiere estar en la Fórmula 1 y tiene a la FIA de su parte. Pronto sabrá si es suficiente
Leer noticia


Ese enfrentamiento, con varias declaraciones cruzadas por parte de ambos estamentos, hizo que Ben Sulayem nombrase a Nikolas Tombazis como enlace con los equipos y redujese su perfil público, pero no su actividad ni sus posturas, en sus propias palabras: «Cualquiera de los principales responsables de los equipos podría haber llamado por teléfono, soy accesible. ¿Alguien lo hizo? No, pasaron al ataque. Me gusta la dignidad, y tanto el respeto como los valores tienen que estar en un acuerdo. Creo que todo esto fue innecesariamente contraproducente. ¿Se consiguió algo con ello? ¿Cambió algo? No, y me hizo más fuerte».

«Bernie Ecclestone me dijo una vez que le parecía increíble que, para ser presidente, se lanzase una pelota a los italianos, a los franceses y de vuelta a los británicos. No estaba permitido que abanadonase ese área. Entonces llega alguien con mis antecedentes y mi color de piel, y pasé 12 años sin parar para llegar hasta aquí».

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *