Las mejores prácticas para optimizar la carga de un coche eléctrico en verano

las-mejores-practicas-para-optimizar-la-carga-de-un-coche-electrico-en-verano

Las mejores prácticas para optimizar la carga de un coche eléctrico en verano

coche eléctrico en verano

Si todavía estás planificando tus vacaciones y quieres que tu vehículo rinda en las mejores condiciones, te dejamos seis consejos para optimizar la carga de tu coche eléctrico en verano.

Una de las principales barreras para la adopción del vehículo es la infraestructura de carga. En el caso de España, este problema se acentúa, ya que vamos con retraso respecto a otros vecinos europeos.

¿Cómo influye la temperatura en la batería de un coche eléctrico?

El calor del verano en España no solo afecta a las personas, sino que, a más de 40 grados, los coches eléctricos pueden sufrir situaciones de estrés. Es por ello realmente importante la refrigeración de la batería para evitar su sobrecalentamiento. De igual manera, el interior del vehículo ha de contar con la temperatura adecuada.

La temperatura es un aspecto clave a tener en cuenta si conducimos un coche eléctrico en verano. Esto es así dado que, con altas temperaturas, las reacciones electroquímicas que suceden en la batería se aceleran, provocando que se descarguen antes y afectando a su vida útil.

Los coches que más autonomía recuperan con 30 minutos de recarga

Cómo optimizar la carga de un coche eléctrico en verano

En primer lugar, es recomendable realizar la carga de la batería en las horas con temperaturas más suaves: a primera hora de la mañana o por la noche. De este modo, el rendimiento del proceso de carga no será afectado por la alta temperatura del ambiente.

Otro consejo a tener en cuenta es encender el aire acondicionado antes de salir de viaje. Al ponerlo en marcha durante el proceso de recarga, el sistema consumirá energía de la red y no de la batería. Así, evitaremos un esfuerzo extra de la batería y se disminuirá el riesgo de sobrecalentamiento.

coche eléctrico en verano

Durante la conducción, es eficaz evitar acelerones y frenazos bruscos. Al conducir de forma suave, se reduce el consumo de energía y el sobrecalentamiento de la batería, dando como resultado un aumento de la autonomía durante el viaje.

También durante el trayecto, mantener una velocidad no demasiado rápida contribuirá a no sobrecalentar la batería.

Por supuesto, la planificación de la ruta es uno de los aspectos más importantes. Es recomendable saber en qué puntos de carga vamos a parar y no llevar la capacidad de la batería al límite.

Por último, si es posible, llevar una estación de carga portátil es una buena opción para evitar sobresaltos durante el viaje. Esta práctica es aun más útil en España, donde, como hemos mencionado antes, se ha de desarrollar más la infraestructura de carga.

Fuente: Juice Technology.

 Te puede interesar

 

 

La entrada Las mejores prácticas para optimizar la carga de un coche eléctrico en verano aparece primero en Movilidad Eléctrica.

Share this post