Las peligrosísimas fugas de hidrógeno, muchísimo más contaminantes que el CO2

las-peligrosisimas-fugas-de-hidrogeno,-muchisimo-mas-contaminantes-que-el-co2

Las peligrosísimas fugas de hidrógeno, muchísimo más contaminantes que el CO2

 thumbnail

Investigadores del CICERO han determinado que el potencial de calentamiento global de las fugas de hidrógeno es casi 12 veces superior al del CO2. Su estudio, publicado en la revista Nature Communications Earth & Environment, destaca la importancia de reforzar las medidas para evitar las fugas de hidrógeno durante su producción, transporte y uso. Se trata de un tema que aún no se ha estudiado a fondo, pero que tiene importantes implicaciones para el medio ambiente.

Las fugas de hidrógeno revelan interrogantes sin resolver

Si bien el hidrógeno se anuncia como una solución prometedora al cambio climático y a la transición energética mundial, aunque es útil para algunos sectores, existen dudas sobre sus beneficios a largo plazo. La investigación de CICERO expone la necesidad de considerar las fugas de hidrógeno y hasta qué punto este sustituye a los combustibles fósiles.

Además, aún quedan varias cuestiones por resolver antes de tomar decisiones sobre la dependencia del hidrógeno. Por ello, este grupo de investigación se propone realizar más estudios para proporcionar información oportuna y precisa sobre un método crucial para reducir el calentamiento global y la contaminación.

El hidrógeno en sí no es un gas de efecto invernadero, pero su fuga puede promover reacciones químicas en la atmósfera que contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero. Estas reacciones afectan a los niveles de metano, ozono y otros gases que contribuyen al calentamiento global. Por lo tanto, es crucial tener en cuenta las fugas de hidrógeno a la hora de evaluar los beneficios potenciales del mismo como fuente de energía renovable.

Otros aspectos importantes a considerar acerca del hidrógeno

Un estudio reciente realizado por la Universidad de Princeton y la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica sugiere que el gas hidrógeno reacciona fácilmente con el metano de la atmósfera, lo que limita su potencial como fuente de combustible limpio. La reacción química entre el hidrógeno y el metano provoca la liberación de monóxido de carbono y agua, lo cual podría suponer un reto para la adopción generalizada del hidrógeno como alternativa a los combustibles fósiles tradicionales.

Dicho estudio, además, ha demostrado que si las emisiones de hidrógeno superan una cantidad determinada, podría producirse una acumulación de metano en la atmósfera, con consecuencias negativas a largo plazo para el clima. El autor señala que, aunque el hidrógeno se considera un combustible del futuro, sigue presentando varios retos medioambientales y técnicos que deben abordarse antes de que pueda introducirse a gran escala.

No se puede negar la necesidad de estudiar a fondo los efectos del hidrógeno y sus posibles fugas antes de aplicarlo a gran escala como combustible del futuro. Esto se debe a los peligros y consecuencias potenciales de las fugas de hidrógeno, como la acumulación de metano en la atmósfera. Se debe adoptar un enfoque prudente en la aplicación de las tecnologías del hidrógeno, así como seguir investigando para afrontar los retos existentes y garantizar el uso seguro del hidrógeno.

Más información: elperiodicodelaenergia.com

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *