Más vigilancia por parte de la DGT: los STOP y las líneas continuas en el punto de mira

mas-vigilancia-por-parte-de-la-dgt:-los-stop-y-las-lineas-continuas-en-el-punto-de-mira

Más vigilancia por parte de la DGT: los STOP y las líneas continuas en el punto de mira

Cada día que pasa da la sensación de haber una mayor vigilancia en las carreteras. El número de radares no hace más que incrementarse y parece que hay más afán recaudatorio que el del refuerzo de la seguridad, que es su propósito inicial. Con las cámaras ya se vigilan otras cuestiones como el uso del cinturón de seguridad, saltarse semáforos e incluso el acceso a Zonas de Bajas Emisiones. Ahora la DGT pone en marcha una prueba piloto para vigilar también los STOP y las líneas continuas en la calzada.

Es una de las posibilidades que da la tecnología aplicada a los dispositivos de captación y las autoridades quieren perseguir las malas conductas a través de ella. Se ha detectado que en el año 2021 hubo 1.093 accidentes causados por no respetar un STOP correctamente, siendo una de las infracciones más habituales solo por detrás del exceso de velocidad, no mantener la distancia de seguridad, no respetar la regulación de prioridad e invadir parcialmente el sentido contrario. Así que la DGT ha decidido probar este sistema automático que es capaz de detectar si el vehículo no se ha detenido por completo ante esta señal.

No hay que olvidar que la forma correcta de hacer un STOP es detenerse por completo antes de la línea, para mirar y retomar la marcha en el caso de que no vengan vehículos. No es aplicable la ley que predomina en el Ceda el paso, en el que no es necesario detenerse por completo si no vienen coches. Esta tecnología podrá sancionar a quien se salte el STOP, considerado como una infracción grave que conlleva 200 euros de multa y la retirada de 4 puntos del carnet.

También se detectó un aumento en las muertes por colisiones laterales debido a que cada vez hay más vías de varios carriles, con incorporaciones. Los conductores no siempre respetan la señalización horizontal de línea continua y ese es el segundo punto a vigilar por la DGT. Con un sistema formado por dos cámaras, se controlará al vehículo que circula por el carril de incorporación y más adelante al carril derecho de la vía principal. Si se incorpora antes de lo debido, saltándose la línea continua, podrá ser detectado por las cámaras y se enfrentará a una multa de 200 euros, sin retirada de puntos. 

Fuente: DGT

La entrada Más vigilancia por parte de la DGT: los STOP y las líneas continuas en el punto de mira aparece primero en Todas las noticias de coches en un solo portal: Pruebas, fotos, vídeos, informes….

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *