Seis cilindros bóxer, marcha atrás y equipo de sonido; más que una moto, es una berlina de lujo de dos ruedas

seis-cilindros-boxer,-marcha-atras-y-equipo-de-sonido;-mas-que-una-moto,-es-una-berlina-de-lujo-de-dos-ruedas

Seis cilindros bóxer, marcha atrás y equipo de sonido; más que una moto, es una berlina de lujo de dos ruedas

Honda Gold Wing 2023 P thumbnail

Las motos de viaje tienen su origen hace ya décadas, y en gran parte, se originan con el auge de los road trips en Estados Unidos. Su popularidad se extendió al mercado europeo, donde aun no siendo tan populares, tienen décadas de tradición y una base de clientes muy fiel. Dentro de las propias motos de viaje sigue habiendo clases, y la moto que protagoniza este artículo puede considerarse de las más veteranas, con décadas de legado. Es un icono japonés, tiene un motor con seis cilindros bóxer, marcha atrás o equipo de sonido. Es una berlina de lujo de dos ruedas.

Honda Gold Wing 2023: una berlina de lujo de dos ruedas

Me gusta establecer esta comparación porque al final, junto a las BMW K 1600 GTL o las Harley-Davidson Road Glide, la Honda Gold Wing es uno de los grandes iconos de las motos de viaje. Están en la cima de su nicho de mercado, y atienden a un cliente que no solo busca la máxima comodidad y confort en sus largos viajes, si no una imagen de marca muy poderosa y un diseño marcado. Un producto de estatus, al igual que lo podría ser un Mercedes Clase S. La Gold Wing, por cierto, va por su sexta generación y se lleva produciendo sin interrupción desde 1974.

Fotos de la Honda Gold Wing 2023

El equipo de sonido es de serie, y el pasajero puede controlarlo desde su butaca. Los altavoces traseros son opcionales

23ym Honda Gold Wing

Esta espectacular moto de viaje destaca por una posición de pilotaje baja, muy relajada y muy ergonómica, con el objetivo de que no nos duela la espalda – ni las posaderas – tras horas de viaje. Su asiento está a 745 mm del suelo, lo que nos permite apoyar los pies en el suelo cuando nos detenemos. El asiento es enorme, y al igual que el asiento del acompañante tiene cómodas plataformas para apoyar los pies. En su versión Tour, la segunda plaza de la Gold Wing tiene un amplio respaldo inclinado a 23 grados – un verdadero butacón.

Es una moto extremadamente cómoda, y el mimo a los pasajeros es clave. El parabrisas tiene ajuste eléctrico, y dispone de ayudas al pilotaje propias de un coche, como por ejemplo ayuda al arranque en pendientes, sensor de presión de neumáticos o control de tracción, además de cuatro modos de pilotaje para todo tipo de circunstancia y clima. La seguridad es un punto clave, y en su versión Tour tope de gama, la Gold Wing tiene airbag para el conductor. Las dos maletas laterales (60 litros entre ambas) son de serie.

23ym Honda Gold Wing Tour

Cambiar de forma manual se lleva a cabo mediante levas tras el manillar, y opcionalmente, con un pedal (+1.207 euros)

A ellas se une un top box de 61 litros en la versión Tour. La instrumentación es muy completa y tiene una pantalla TFT de 7 pulgadas, con navegador GPS y compatibilidad Apple CarPlay/Android Auto – tal y como si fuera un coche – que controlamos mediante mandos físicos. Su diseño es carismático, con una potente mirada LED, una carrocería de carenado elegante, dos enormes tubos de escape y un motor expuesto. Aun siendo japonesa, exuda personalidad estadounidense. Y es que el motor es una de las grandes señas de personalidad de la Honda Gold Wing.

Es un motor de seis cilindros opuestos y 1.833 cc, refrigerado por líquido y con cuatro válvulas por cilindro. Este motor de bajo régimen de giro desarrolla 126 CV a 5.500 rpm y un enorme par motor de 170 Nm a 4.500 rpm – de nuevo, cifras propias de un coche. Su caja de cambios de doble embrague y siete relaciones pasa la potencia al tren trasero mediante un cardán, fiable, estanco y con menos mantenimiento que una cadena. Ya que su peso en orden de marcha es de unos tremendos 367 kg, equipa marcha atrás para que ciertas maniobras sean posibles.

21ym Honda Gold Wing

Sobre el papel, su consumo es de 5,5 l/100 km. Su autonomía real ronda los 300 o 350 km

La parte ciclo está, lógicamente, a un nivel estratosférico. La llanta trasera de 16 pulgadas equipa un neumático de 200 mm de sección, con una llanta delantera de 18 pulgadas que aporta estabilidad a alto ritmo. Lleva dos discos de freno delanteros de 320 mm de diámetro con pinzas de seis pistones y un disco trasero de 316 mm. Su suspensión trasera es ajustable en precarga de forma remota y su suspensión delantera no es una horquilla, es un doble trapecio. El depósito de combustible tiene unos monstruosos – para una moto – 21,1 litros de capacidad.

Este prodigio de la técnica, esta berlina de lujo con dos ruedas, tiene un precio elevado. La versión «básica» arranca en 30.700 euros, y su precio se dispara a 40.700 euros en la versión Tour, más equipada y más rutera. Sí, es un precio elevado, pero su rival europea más directa, la BMW K 1600 GTL, también de seis cilindros, arranca en 31.530 euros.

Honda Gold Wing 2023 26

Fotos de la Honda Gold Wing 2023

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *