Sistemas de carga rápida para coches eléctricos: tecnologías comparativas y consejos para aprovechar al máximo

Sistemas de carga rápida para coches eléctricos: tecnologías comparativas y consejos para aprovechar al máximo

Los coches eléctricos están cada vez más extendidos y por ello es importante conocer cómo deben gestionarse los sistemas de carga rápida para un uso óptimo. Esta guía pretende explicar los consejos necesarios para aprovechar al máximo los sistemas de carga rápida de coches eléctricos, así como mostrar las diferentes tecnologías que forman parte de estos sistemas.

Los coches eléctricos encuentran en los sistemas de carga rápida la manera más eficaz de recargar su batería en un tiempo bajo. Se pueden encontrar estos sistemas de carga rápida tanto en lugares públicos como en entornos domésticos. Por este motivo es importante conocer todas las características que formen parte de un sistema de carga rápida y saber cómo aprovechar al máximo esta tecnología.

Tecnologías de carga rápida para coches eléctricos

Existen varias tecnologías que forman los sistemas de carga rápida para coches eléctricos. Estas tecnologías varían en sus características y funcionalidades, así como en sus potencias y velocidades de carga.

Uno de los primeros conceptos a tener en cuenta es el modo de carga de un sistema de carga rápida. Estos se dividen en modo 1 y modo 2. El modo 1 se usa para cargar un coche eléctrico usando un conector doméstico tipo Schuko, mientras que el modo 2 permite una mayor potencia de carga de hasta 16 amperios, con velocidades de carga mejores que con el modo 1.

Otra de las tecnologías a tener en cuenta son los cargadores monofásicos, los cuales se usan en entornos domésticos. Estos cargadores permiten cargas que van desde los 2.3 kW hasta los 9.2 kW, siendo una buena opción para usuarios ocasionales de sistemas de carga rápida. Estos cargadores requieren de una instalación que cumpla ciertos requisitos para ser seguros.

Los cargadores trifásicos proveen una potencia mayor a los anteriores. Estos cargadores permiten una carga desde los 11 kW hasta los 22 kW, siendo esta una buena opción para usuarios más exigentes. Por la elevada potencia, su instalación debe cumplir con ciertos requisitos para evitar problemas de seguridad.

Por último, una de las últimas tecnologías de carga rápida es EVBox Troniq Modular. Esta es una estación DC modular, que provee una potencia ajustable desde los 90 kW hasta los 240 kW. Esta tecnología es una buena opción para usuarios que necesitan una potencia elevada para cargar sus coches eléctricos en un tiempo muy reducido.

Consejos para aprovechar al máximo los sistemas de carga rápida

Usar un sistema de carga rápida requiere de seguir unas pautas para aprovechar al máximo la tecnología y maximizar los beneficios que conlleva.

El primer consejo es usar el sistema adecuado según los requisitos. Existen varios sistemas de carga rápida adaptados a cada necesidad. Aquellos usuarios que desean una carga con mayor velocidad deberían optar por un cargador trifásico, con una potencia entre los 11 kW y los 22 kW. Estos cargadores son la mejor opción para los usuarios más exigentes, pudiendo cargar los coches eléctricos en un tiempo reducido.

El segundo consejo es conocer los precios de recarga. Los precios en los puntos públicos de carga rápida están sujetos a variaciones, a veces elevadas, entre un lugar y otro. Es importante conocer los precios para poder seleccionar el sistema de carga óptimo para cada necesidad.

Otro de los consejos es realizar un seguimiento de las cargas realizadas. Esto ayudará a detectar problemas en la carga, problemas en la batería o problemas con el cargador. Además, esta información será útil para hacer un seguimiento de la eficiencia de los cargadores, pudiendo realizar mejoras para permanecer en los mejores niveles.

Conclusiones

Los sistemas de carga rápida proporcionan las herramientas necesarias para recargar de forma rápida los vehículos eléctricos. Existen varias tecnologías adaptadas a cada necesidad, en entornos domésticos y públicos. Por eso, es importante seguir unos consejos básicos para aprovechar al máximo la carga rápida y maximizar sus beneficios.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *