Yuki Tsunoda supera a Max Verstappen en la carrera que haría sonreír a Undertaker

yuki-tsunoda-supera-a-max-verstappen-en-la-carrera-que-haria-sonreir-a-undertaker

Yuki Tsunoda supera a Max Verstappen en la carrera que haría sonreír a Undertaker


Yuki Tsunoda supera a Max Verstappen en la carrera que haría sonreír a Undertaker
Los espectaculares Monstertruck hicieron disfrutar a los pilotos de Fórmula 1.

Los líderes de las dos escuderías de Red Bull, la oficial y la hermana AlphaTauri, se han enfrentado en un uno contra uno. Si de toros se trata, podría decirse que ha sido un mano a mano, pero en un circuito muy especial, y con unos monoplazas muy poco habituales.

La escuadrilla Red Bull de la Fórmula 1 sabe ganar, y lleva peor lo de perder, pero nadie duda de que tiene un enorme sentido del espectáculo. Sus propietarios, la marca de bebidas energéticas del mismo nombre, son de largo los patrocinadores que más invierten en publicidad, eventos y roadshows.

La Fórmula 1 les debe mucho desde el punto de vista promocional, y se aprovecha de todas sus actividades. Desde hace años, la bandera de lo mediático fuera de las pistas, es propiedad de los austriacos.

«En realidad puse un poco de agua en su motor, ¡pero no se lo digáis a nadie!»

Por eso hemos visto derrapar sus monoplazas en la plaza de toros de Las Ventas, bajar por las calles donde discurren los encierros en los Sanfermines, subir a las montañas de Nepal, correr por playas caribeñas o hacer trompos en el hotel Burj Al Arab Jumeirah de Dubai.

El más bajito domina con un gigante en sus manos

En esta ocasión, el más bajito de todos los pilotos de la parrilla ha superado al que sube más alto casi todos los domingos. El japonés Yuki Tsunoda no gana carreras en la competición más rápida del planeta, pero le ha doblado la mano al vigente campeón de la especialidad, Max Verstappen.

El problema para el oriental es que no hay campeonato del mundo de Monster Trucks-que-corren-en-canteras, porque si hubiera un título, se hubiera llevado el primero. Ha sido la primera carrera en este tipo de megacoches disputada por dos pilotos de F1 en la mina de hierro de Erzberg, conocida como «El gigante de hierro», a unos 45 minutos del circuito Red Bull Ring.

yuki-tsunoda-supera-max-verstappen-carreEl abrupto trazado era una réplica del Red Bull Ring en el que la Fórmula 1 compite este fin de semana.

Los publicistas azules han denominado a esta competición, las (Un)Serious Race Series (las Series de Carreras Nada Serias) y se disputa con vehículos raros, exóticos o poco frecuentes. Por eso esta semana, los bulldozers y maquinaria pesada, abandonó sus tareas habituales durante unos minutos, y los absortos mineros disfrutaron de la primera carrera de la historia de Monster Trucks disputada en su lugar de trabajo.

Un Red Bull Ring muy particular

Los organizadores clonaron, con algunas limitaciones, el trazado del Red Bull Ring. El trazado se dividió en varias zonas con tres sectores clave: El llamado Patio de Coches, La Piscina y El Gran Derrape.

Max fue el más rápido en los entrenamientos libres y clasificatorios, y se hizo con la pole position, un espacio que le resulta familiar. Salió el primero gracias a los casi tres segundos que metió al segundo y último clasificado, Tsunoda.

«Nunca he hecho nada propiamente offroad. He conducido el coche de rallies de mi padre, pero era más sobre asfalto», admitió Max. Su desdicha llegó en la carrera oficial. El japonés, que salía segundo, se puso en cabeza en la primera curva para no abandonar esa plaza hasta la caída de la bandera a cuadros.

sddefault.jpg

Así fue el duelo con Monstertrucks entre Yuki Tsunoda y Max Verstappen.

Verstappen maldijo a su suerte, y achacó su pobre salida a un problema en el encendido de su exótico monoplaza. El ganador de la prueba declaró, «hice una buena salida y aproveché mi impulso hasta el final. Por desgracia, él tuvo un pequeño fallo de encendido… bueno, en realidad puse un poco de agua en su motor, ¡pero no se lo digáis a nadie!», se cachondeaba Yuki.

Estos T-Rex de los vehículos miden tres metros de alto, cinco de largo —lo mismo que un F1—, y sus motores desarrollan unos 500 caballos de potencia.

La victoria se suma a la de Yuki durante la semana del Gran Premio de Miami de mayo, en la que derrotó al australiano Daniel Ricciardo en una carrera de mini lanchas acuáticas. De momento, es líder indiscutible en la tabla clasificatoria de las (Un)Serious Race Series. Que dure.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *